Recomendado

sábado, 31 de marzo de 2018

Consejos de finanzas para emprendedores

El objetivo de algunas personas es ahorrar lo necesario con su trabajo, para luego ese capital invertir en algún negocio o idea. Sin embargo, cuando llega la hora de hacerlo, suelen encontrarse perdidos y tomar decisiones incorrectas lo cual les lleva a despilfarrar ese dinero. A continuación te presentaremos estrategias y consejos para que tomes el mejor camino hacia la cima.



Hacer un plan para tu empresa: la mayoría de negocios no pasan de los primeros años porque no tienen un buen plan desde el inicio. Debes primero plantearte el ramo, en qué se diferenciará tu marca, trazar la matriz DOFA, contratar a profesionales que te ayuden en el ámbito de la imagen corporativa y realizar estudios de mercado para saber las necesidades actuales con respecto a tu producto. Mientras más “a la loca” te lances, más posibilidades tendrás de fracasar.
Lee e investiga constantemente: uno de los mejores consejos de finanzas para emprendedores es permanecer en constante investigación. Entre los libros recomendados están: Padre Rico, Padre Pobre, Piense y hágase rico, Los Secretos de la mente millonaria, Pequeño cerdo capitalista, El hombre más rico de babilonia, El arte de hacer dinero, la ciencia de hacerse rico, El código del dinero y  El cuadrante del flujo del dinero.

No pienses solo en el dinero a la hora de montar un proyecto: debes tomar en cuenta que el proyecto que vas a emprender no solo debe atraerte por los dividendos que pueda ofrecer, sino también porque te enamora en sí mismo. Es un error comprometerse con algo solamente por los bienes que pueda proveerte. Si amas el negocio de galletas, por ejemplo, irás siempre en busca de nuevas recetas y formas de diferenciarte de la marca. Cosa que no harías si te motivara solo el ámbito financiero.
El tiempo en el que lances tu empresa sí importa: otro de los consejos de finanzas para emprendedores que te podemos dar es que calcules bien el momento adecuado para salir a la luz con tu marca. Un truco es que el inicio de las operaciones coincida con el año natural, para que te sea más fácil la administración.

Si vas a tener socios, que todo esté muy bien planificado: si tu proyecto va a ser entre dos, procura que cada uno tenga claras las expectativas empresariales. De igual forma, tracen un buen plan comercial y establezcan los roles que cada uno tendrá en la empresa. Realicen un documento formal con dichas obligaciones para prevenir problemas futuros.
Busca siempre más proveedores: no te quedes con los proveedores de siempre, sino busca otros en todas partes. Siempre debes pedir tres presupuestos y analizar a fondo los beneficios de cada quien. Esto te permitirá establecer buenos contactos e incluso llegar a tener colaboradores de centros de investigación y universidades.

No te limites solamente a tres fuentes de financiamiento: al igual que los proveedores, debes buscar constantemente más y más fuentes de financiamiento. Esto te permitirá tener mayores expectativas a futuro y prevenir el cierre de la empresa porque una de ellas te dio la espalda. Muévete por todos los lugares que creas que pueden ser una fuente de ingreso para tu empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario