Recomendado

domingo, 24 de junio de 2018

5 hábitos financieros para cambiar su vida inmediatamente!


Uno de los grandes secretos para que usted realmente cambie su vida financiera es adoptar buenos hábitos financieros. Sin embargo, hay una duda recurrente: ¿Cuáles son, después de todo, estos buenos hábitos financieros?

Si deseas conocer cuáles son estos buenos hábitos financieros, en este artículo se lo enseñaré.

En este artículo, hablaremos de 5 hábitos financieros que usted debe adoptar para mejorar su vida respecto al dinero.

Si usted realmente quiere percibir un cambio, puede empezar por adoptar el hábito de ahorrar más, e invertir de manera inteligente su dinero, y así pueda generar unos muy buenos ingresos dependiendo de qué cantidad de dinero invierta y en qué lo invierta.
hábitos financieros

Hábito #1: Haga un registro de todo lo que gasta


El primer hábito es algo sumamente sencillo, pero pocas personas realmente lo toman en cuenta: Anotar todos sus gastos. Necesita registrar todos tus gastos diariamente para poder llevar un control exacto de sus finanzas. Comience a hacer esto como un desafío personal en los próximos 30 días, y después de ese período, se convertirá en un hábito.

¿Por qué es importante llevar un control de gastos?

Cuando usted toma las riendas de su vida y decide llevar un control de sus gastos, consigue hacer una encuesta real de donde está gastando realmente y no sólo llevar una supuesta cuenta mental que a fin de cuentas, jamás la tomará en serio.

Dejará también de usar en su vocabulario el término “Creer” cuando se trata de saber con exactitud cuánto dinero ha utilizado hasta el momento. Por ejemplo:
Creo que he gastado unos 5$ en comida”, “Creo que he gastado como 34$ en artículos de limpieza”, y cosas por el estilo.

Anote absolutamente todo para saber exactamente cuánto está gastando, por lo tanto, así usted obtendrá una radiografía de su vida financiera y será mucho más fácil hacer recortes en sus gastos. Usted será capaz de identificar cuáles de estos gastos son superfluos e innecesarios.
De esta manera usted puede reducir y, en casos más drásticos, recortar varios de estos gastos después de saber exactamente cuánto gasta en cada área del presupuesto.

Hábito #2: Aprenda a comparar precios

El segundo consejo que tengo para usted es que debe aprender a comparar precios. Hoy en día, a través de Internet, se hace mucho más fácil llevar a cabo esta tarea. Durante mucho tiempo, esta tarea fue ardua. Pero hoy en día, con unos pocos clics y un poco de paciencia, usted puede hacer una comparación de precios de casi cualquier cosa que desee comprar con una velocidad impresionante.

No estoy diciendo que tiene que hacer esa comparación con todos los productos o servicios que desee adquirir. No es una regla ineludible, no tiene que comparar el precio del kilo de cebollas, y el kilo de tomates de 1200 supermercados para saber cuál es más barato, por decir algo, no, pero a menudo, decidimos comprar un electrodoméstico y simplemente vamos al centro comercial más cercano y pagamos un precio bastante alto, y resulta que en otro centro comercial, el mismo electrodoméstico estaba un poco más económico, pudiendo entonces haberte ahorrado un buen dinero, de hecho, si buscas en internet o bien sea en una tienda que está fuera de un centro comercial, encuentras precios mucho más asequibles.

Así que use un poco de su tiempo para hacer una comparación de precios, estoy seguro de que usted será capaz de ahorrar un montón de su valioso dinero, por el simple hecho de hacer una comparación de precios.


Hábito #3: Esperar al menos una semana para comprar

El tercer buen hábito que debe adoptar de ahora en adelante es en realidad un hábito de no hacer compras compulsivas o sin premeditación.

Cuando usted está haciendo una compra de un valor un poco más grande, especialmente cuando hablamos de artículos consumibles como unos zapatos, unos pantalones o una camisa o algún artículo en el que tenga que invertir una cantidad considerable de dinero, por favor, espere por lo menos una semana para tomar la decisión de compra.

¿Has entendido como funciona esto hasta el momento? Bien, ¡continuemos!

Es importante destacar, que cuando reciba dinero y quiera hacer una compra, no la haga de inmediato. Tómese su tiempo, piense bien si su presupuesto es el adecuado para adquirir dicho producto y salga a comprarlo al día siguiente o a la semana siguiente (si va a comprarlo), si su decisión final fue que no lo comprará, habrá dado un gran paso por haber aprendido a analizar la situación correctamente..

¿Por qué esto debe hacerse?

Porque al esperar por lo menos una semana para analizar su presupuesto, usted está controlando su compra por impulso, se dará cuenta de que a menudo, al día siguiente, ya no estás en el estado de ánimo para comprarlo, en lugar de eso se detiene y piensa, "no voy a gastar dinero en esto porque no lo necesito realmente." A menudo, eso es lo que pasa.

Cuando vemos un producto particular que resulta ser de nuestro interés, estamos emocionados, porque se ve muy bien o porque el precio es bastante asequible. Pero a menudo, esta compra es sólo por impulso.

Tal vez usted no lo necesita o simplemente no entra en el presupuesto de ese mes en particular. Así que cuando usted está comprando un elemento un poco más costoso, debe considerar esperar por lo menos una semana para tomar esa decisión.

Por otro lado, si el artículo tiene un valor mucho mayor, como un automóvil o un apartamento, espere al menos un mes para tomar esa decisión de compra.

Conozco ejemplos prácticos de personas que simplemente se aburrieron en el trabajo, entraron en la página web de lo primero que se les paso por la mente, y decidieron comprar de una vez cualquier articulo sin tener en cuenta su valor, resquebrajando totalmente sus finanzas. No haga eso, eso es una compra impulsiva y esta acarreará muchos problemas a corto o largo plazo.

Así que si el artículo es de menor valor, espere por lo menos una semana para hacer la compra. Si es de un valor más alto, espere por lo menos un mes para tomar esa decisión de compra.

Hábito #4: Gastar dinero en experiencias

Uno de los mejores hábitos que puede adquirir en estos momentos es invertir en experiencias. Cuando sucede esto no se ha gastado dinero, se ha invertido. Debe saber escoger bien para preferir siempre adquirir nuevas experiencias, a gastar dinero en bienes de consumo que no van a llenar nuestra vida de cosas positivas. ¿Por qué?

Porque en muchos casos, las personas tratan de suplir una necesidad o incluso un deseo a través del consumo, que a su vez solo provoca un despilfarro de dinero innecesario creyendo que gastar dinero los hará sentir mejor. Si usted es de este tipo de persona, seguramente ha sentido que la "Felicidad" y la satisfacción eran efímeras. Fueron simples ilusiones que en unos cuantos minutos o días, desaparecieron.

Durante los primeros días, ciertamente nos sentimos muy bien con el producto que adquirimos, pero luego de un tiempo simplemente ya no nos será útil y dejaremos de utilizarlo. Muchas veces una persona compra un coche caro y el próximo mes ya no está interesado en seguir usándolo. ¿Por qué?

Sencillo, porque los bienes de consumo no traen una felicidad duradera o satisfacción absoluta. Así que, siempre que pueda no sólo controle su compra por impulso, sino también invierta su dinero en experiencias.

¿Qué sería una buena inversión en experiencias?

Sería salir a cenar a un buen restaurante por la noche con su esposa o esposo, podría probar hacer un viaje de placer, ir al parque con su hijo, ir al cine, hacer algún tipo de excursión, cosas así realmente le darán una satisfacción mucho más duradera que los productos de consumo.

Piense en los viajes que ha hecho en su vida, sin importar el destino, los recuerda por el resto de su vida, ¿no es así?

Si tiene más interés en los deportes extremos, piense en ese salto de paracaídas, Bungee Jump o esa increíble ola que surfeaste. Ciertamente lo recuerda como si hubiese sucedido hoy y estos momentos los recordará por el resto de su vida.
La inversión en experiencias trae algo realmente mucho más enriquecedor para usted. Estas vivencias trascienden en el tiempo a través de su memoria.

Nuestra vida, al final del día, se hace mucho más interesante a base de experiencias que de bienes materiales, así que es muy importante que usted, siempre que sea posible, transfiera su gasto de bienes de consumo a las experiencias.


Hábito #5: Páguese a usted mismo primero

El quinto y último buen hábito que usted debe adoptar es el hábito de pagarte primero a ti mismo y luego a los demás, a fin de cuentas, ¿para qué trabajas si no te pagas a ti mismo primero?

¿Qué significa "pagarse primero uno mismo"?

En primer lugar, debemos entender cómo funciona esta teoría dentro de nuestra sociedad.
A las personas normalmente por su trabajo, les pagan un sueldo, pero cuando ya tienen su salario en las manos, que sucede?

Pues empiezan a dividir su presupuesto pagando los intereses de las demás personas y no empiezan por los suyos primero, por ejemplo

Pagan primero el condominio, el alquiler, el supermercado, las facturas de la tarjeta de crédito, ponen combustible en el coche, etc.
Luego si queda dinero al final del mes, guardan ese dinero para invertir, bien sea para su futuro financiero o para un fondo de ahorro como reserva de emergencia.

Cuando hacemos eso, como bien dijimos, estamos pagando la prioridad o los intereses de otras personas primero. Estamos pagando al dueño de nuestro departamento, al dueño de la gasolinera, al dueño del supermercado, a la compañía de la tarjeta de crédito, pero no estamos pagando nuestros propios intereses, no estamos ahorrando en pro de nuestra calidad de vida y libertad financiera.

Entonces nuestra misión principal es entonces revertir esa lógica. Tan pronto como su dinero caiga en su cuenta, separe una parte de ella para su fondo de ahorros, ya sea para invertir o como usted mejor lo prefiera, puede ser el 10%, que es la regla general que los educadores financieros recomiendan, pero si usted tiene realmente un presupuesto demasiado apretado, puede guardar para ese fondo de ahorros, el 5% o el 3% de su salario neto.

Muchas personas tienen la impresión de que este valor es muy poco para invertir y en realidad están equivocados. No se debe subestimar capital alguno.
Ahora que sabes esto, te invito a que te pruebes a ti mismo y te arriesgues a cambiar tus hábitos financieros desde hoy.

¡Espero haberte ayudado! ¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario